Cargando el blog...

03 abril 2012

4

Las aventuras que nunca nacieron, I


Cuando uno tiene ya cierta edad y lleva ya bastantes años dirigiendo, acaba con una carpeta de documentos roleros bastante nutrida y dentro de esa carpeta lo más probable es que acabe encontrando más de un archivo con anotaciones de proyectos que nunca llegaron muy lejos (o que se reconvirtieron en otros), sobre todo ideas de aventuras, semillas de historia que por un motivo u otro, no llegaron a desarrollarse.

Y es que para una mente inquieta hay muchas más ideas que tiempo disponible, quedándose en el tintero muchas ideas (unas buenas y otras malas), que tarde o temprano uno vuelve a encontrar mientras busca algo y se pone a pensar en lo que pudo ser y no fue. De todas formas, nunca es tarde si la dicha es buena y siempre se pueden retomar con el tiempo, tal vez para el mismo juego que las inspiró o en alguno más moderno que tengamos entre manos.

Yo he encontrado algunos de esos archivos hace poco y os voy a comentar algunas de esas ideas, porque tal vez yo les pueda sacar provecho en el futuro lejano (que bastante tengo con los berenjenales en los que ya me he metido) y tal vez le puedan servir a alguien para desarrollar algo a partir de ahí. Al fin y al cabo, el avance empieza por compartir y hacer común las ideas para todos.

Horrores innombrables a través de los eones del tiempo


Una de las cosas que más me atraía, era la idea de hacer una campaña de La Llamada de Cthulhu basada en mi idea de los campeones eternos, o al menos dirigir en diferentes épocas de forma independiente. A medias se quedaron dos aventuras de corte muy diferente.

La primera transcurría en Vietnam. Un destacamento americano relacionado con la la masacre de My Lai, concentrados en una base en lo más profundo de la selva, veía como sus soldados iban desapareciendo para regresar al cabo de los días convertidos en monstruos sedientos de sangre y carne americana. Empecé a pensar en ello algo antes de todo el resurgir del tema de los zombies, inspirado en los relatos de la vida y milagros Herbert West, y creo que suponía una diferenciación importante de la aventura típica ya que se ambienta en un lugar donde el armamento pesado es común (aunque igual de inútil) y con un fondo exótico.

Nunca llegué a decidir qué era lo que motivaba la aparición de los soldados zombie, pero mientras escribía estas líneas me ha venido a la cabeza alguna maldición de una vieja vietnamita por la masacre, que hace que los espíritus de los muertos posean a los americanos y se vuelvan contra sí mismos.

La otra aventura transcurriría en el salvaje oeste, en los años posteriores a la Guerra de Secesión. Inspirado por el relato El túmulo, un falso sacerdote exaltaba la violencia en un pequeño pueblo para hacerse con las tierras de una familia, donde supuestamente se encontraría la entrada a una antigua ciudad que contendría un tesoro incalculable. La idea era trasladar el ambiente oscuro y sectario al ambiente del western, tomando algún momento clásico pero sin abandonarse a los excesos; con grandes momentos de conversaciones, charlas, visitas a la gran ciudad para consultar la biblioteca y los registros, y finalmente el descubrimiento de que la ciudad subterránea no estaba abandonada.

De la idea de esta aventura llegué a crear una de las criaturas que aparecerían con total seguridad: los Kn’yan.

La trilogía de Fanhunter basada en la trilogía que tal vez no exista


Y es que después de ir viendo las películas de “La nueva trilogía” se iban formando en mi mente aterradores pensamientos basados en adaptarlo en una campaña a lo grande para Fanhunter.

La amenaza fan...hunter. Asediados por las fuerzas de una facción rebelde corrupta (un grupo de mercenarios que pretenden robar todo el material friki del mundo para mantener bajo control los precios del mercado negro), un grupo de rebeldes “de los buenos” se ven obligados a pedir ayuda a los PJs, para que escolten a la Yaya Migala a solicitar ayuda a los líderes rebeldes. Por cierto, que estos rebeldes viven en un huerto de nabos. En el camino, los PJs se verían obligados a participar en una carrera mortal de beeinas (ovejas anfetaminadas), enfrentarse a un poderoso asesino que les persigue (y del que no se sabrá nada hasta más adelante), aunque finalmente apenas consiguen refuerzos. Los PJs volverían al huerto de nabos casi con las manos vacías, pero un hecho providencial (como salvarle la vida al hijo del jefe) haría que se convirtieran en aliados temporales de los topillos mutantes (e inteligentes) que viven en el subsuelo del huerto. Al final batalla espectacular con masacre de corruptos a manta y cosas así. Ah, y sin niño repelente.

El ataque de los clones. La Yaya Migala sufre un intento de asesinato y los PJs deben investigarlo para evitar que se repita (o peor aun, que lo consigan, pues ella es el alma de la rebelión en todo su territorio), para terminar descubriendo que el cerebro tras los mercenarios del primer capítulo es un prelado de Dick y que alguien, un visionario desconocido, ordenó fabricar un montón de clones en china y almacenarlos de forma secreta, para lanzar una gran ofensiva contra las fuerzas de Alejo Cuervo (aunque en realidad, son tropas tintin macutes reprogramadas para actuar como rebeldes, hablan con acento americano y gritan “excelsior!”, pero cuando llegue el momento adecuado, recibirán una palabra clave para ponerse del lado papal y dar un golpe de gracia a la rebelión). Como no podía ser de otra manera, los personajes son capturados y forzados a combatir con los bichos más bestias posibles en una arena (aunque deberían salvarse, aunque tullidos y masacrados).

El tercer capítulo, La venganza de Dick, no llegué ni a bosquejarla, aunque os podéis imaginar por dónde irán los tiros.

Próximamente pondré algunas otras que se han quedado en el tintero incluso aquí.

¿Qué os parecen? ¿Les veis futuro? Os animo a todos a compartir también todas esas ideas que, por el motivo que sea, siempre parece que se quedan ahí congeladas mientras sacáis adelante otras cosas.

4 Tiradas:

blogdon dijo...

Hace tiempo cuando estaba en un grupo de rol en Tarragona un amigo y yo teníamos pensado una aventura de esas que te sacas de la manga viendo alguna película; ahora mismo no recuerdo el titulo.
El caso fue que entre idea e idea nos fuimos un poco del hilo de la película. Ambientación medieval con el sistema Rolemaster, en un castillo de la realeza, la peste se ha llevado a varios súbditos.. a la hora de enterrarlos cuentan los muertos y sobra uno de los susodichos súbditos..., era una idea con un titulo que enganchaba "Un cadáver de mas" con una historia de intriga, misterio y tramas...
Para ser ese sistema y esa época con el uso de la magia era un poco complicado llevarla a termino pero sin duda para nosotros era un reto que quedo en solo eso un proyecto.
Un saludo.

AOH/Rasczak dijo...

Pues tiene muy buena pinta, Blogdon, porque cuando faltan los cadáveres suele enseguida pensarse en muchas explicaciones típicas (zombies, resucitado,...) pero cuando lo que pasa es que hay cadáveres de más, los enigmas se multiplican.

Seguro que después de leerte a mucha gente le pica el gusanillo.

Lobo de piedra dijo...

Lo de los campeones eternos mezclado con Cthulhu también me ha rondado a mi mucho tiempo por la cabeza como algo a medio camino entre Gurps viajes en el tiempo y Nephilim. Ya sabes, el campeón se despierta (tipo Erekose) y sabe que su misión en esa época y lugar es reunirse con el resto de encarnaciones (como hacian Corum, Elric, Erekose...), encontrar algún horror primigeneo y evitar que haga daño.
Sobre Fanhunter una vez me plantee usarlo para recrear la serie "Futurama" (complementandolo con su versión Outfan, por su puesto), mas que nada por su tono intrínseco de humor y su sencillez.

AOH/Rasczak dijo...

Lobo de Piedra, pues hay por ahí un artículo que escribí precisamente sobre eso: convertir a un grupo de PJs de La llamada en una especie de campeones eternos a lo largo del tiempo y el espacio.

¡TIRA UN DADO!

Impactos Críticos no se hace cargo del resultado y/o consecuencias de tu tirada.