Cargando el blog...

05 octubre 2011

6

Mapas resultones medievales (para probes)


Siguiendo la respuesta de nuestros seguidores en Twitter (y en este caso, más concretamente de @Ingseyl, que fue quien nos comentó esto), para que quede claro que IC está lo que se dice “a pie de calle” con la afición y los lectores, vamos a aprender (especialmente yo, que aprendo a hacerlo conforme escribo los artículos) algunos métodos y técnicas para hacer más atractivos nuestros módulos y aventuras conforme los ponemos sobre el papel.

Hoy vamos a ponernos con un par de truquillos con los que trabajarnos mapas “a mano”. ¿Por qué “a mano”? Porque el menda lerenda empieza a estar un poco agotado de la falta de personalidad que se empieza a imponer en los mapas roleros, desde que los programas como Dundjinni, Campaing Cartographer y similares, han facilitado sobremanera la creación de mapas muy bonitos visualmente, pero, desde mi punto de vista, carentes de un carácter propio. Además, opino también que en algunos casos, los mapas generados por ordenador, tan bien ordenaditos, sin defectos de forma, tan coloridos y... mecánicos, hacen perder parte de la inmersión en un universo concreto. Vamos, que un mapa hecho por ordenador me parece una patada en la boca a la ambientacion de un SDLA, un D&D o incluso en ocasiones, de un Warhammer 40000; aunque pueden ser bastante aceptables en otros juegos de ambientación actual o de ciencia ficción.

La idea es dibujar a mano nuestro mapa (con un par) y luego hacerle los retoques necesarios con el ordenador para que quede perfecto, adecuado a una ambientación medieval o similar.


Estimado lector. ¿Te da miedo tener unas bajas aptitudes artísticas? Ningún problema, la mayor parte de los mapas que alguna vez verán tus PJs probablemente habrían sido dibujados por gente iletrada, torpe y puede que incluso que en lugar de dedos tengan una ristra de... eso. Así que coge papel, lápiz y bolígrafo, que la cosa empieza ya mismo.

¿Qué necesitamos?
  • Papel para dibujar, a ser posible folio blanco sin cuadrícula. 
  • Lápiz, bolígrafo, estilógrafo, plumilla o lo que se os ocurra. Preferiblemente de color negro, para que tengamos más contraste a la hora de trabajar con él en el ordenador. Para dar ejemplo de austeridad, en estos tiempos convulsos, usaré un Bic Cristal (más clásico imposible). 
  • Un ordenador (obvio). 
  • Un escáner (o en su defecto, una cámara de fotos, que con buen tino, también da el pego). 
  • The GIMP, Adobe Photoshop, Corel PhotoPaint o algún programa de retoque fotográfico. Yo voy a usar The GIMP, primero porque nadie pueda decir que se hace aquí apología de la piratería y segundo porque estoy hasta los uitos de que no me funcionen los cracks. ¿Capito?
El primer paso es dibujar el mapa a mano sobre el papel. Si usamos un papel con cuadrícula propia luego tendremos el problema de borrar la cuadrícula, aunque bien puede ser que en algún momento lo queramos así. Pero como a pesar de todo somos un poco tramposillos, no hay nada que nos impida usar una plantilla cuadriculada para mantener nuestra escala, impresa en otro papel y usada por transparencia, viéndola a través de nuestro folio de dibujo, como siempre hemos hecho de niños a la hora de calcar un dibujo ajeno (y que nos perdonen San Teddy Bautista, mártir patrón de la SGAE).


Yo encuentro muy cómodo pillar ambos folios con un par de pinzas para papel; pero si no sois como yo, que no parecéis enfermos de Parkinson prematuros, entonces no os hará falta. Como andaba leyendo las aventuras de Solomon Kane, se me ha ocurrido dibujar la Posada del Cráneo Hendido, que además es un edificio pequeñito y así salgo rápido del atolladero.

Es muy importante que recordéis, cuando lo hagáis a mano y también a máquina, poner todas las estancias necesarias u os quedará un mapa rarito y seguro que habrá algún jugador que se ocupe de meter el dedo en la llaga. Por ejemplo, una casa siempre tiene una cocina (o similar), dormitorio (o similar), y al menos una estancia común (que puede ser tan simple como una mesa con dos sillas); el aseo es opcional según el universo. Un poco de planificación antes de empezar a dibujar.



Tras dar rienda suelta al Velázquez que todos llevamos dentro (o tal vez al Picasso, según nos salga, la cuestión es mantener la moral alta), escaneamos nuestro mapa. Normalmente para imprimir en las impresoras domésticas y para nuestros usos, con usar imágenes a 150ppp debería ser suficiente, pero como más vale burra grande, ande o no ande, y para retoque es mejor usar imágenes de toda la calidad posible, mejor a 300ppp. Lo mejor que podemos hacer es guardarla directamente en PNG, para que cuando usemos transparencias después nos las guarde (recordad siempre, que cuando vayamos a guardar los archivos, si nos pregunta en el caso del PNG, decirle al programa que nos guarde las transparencias alfa, aunque no sepáis que es).

Ya deberíamos tener la imagen en nuestro programa de retoque (GIMP para mí). Ahora seguiremos unos pasos muy sencillos para cambiar el color de nuestro papel por algo más acorde a lo que queremos de nuestro mapa (ojo, que siempre tenemos la opción de, a la antigua usanza, dejar el papel al sol durante varios días hasta que amarillee y luego acercarle un poco el mechero para envejecerlo más aun o incluso darle un aspecto de muy machacado, pero como nos conocemos todos, mejor seguir usando el retoque fotográfico y dejarle las cerillas, que luego pasa lo que pasa). 

Lo primero que haremos será aumentar en la medida de lo posible el contraste entre nuestro mapa dibujado y el papel. Para eso vamos a probar a usar el diálogo de “ajustar los niveles de color” (Color->Niveles), donde sólo con ajustar el valor central de los Niveles de entrada, para que nuestros trazos adquieran mayor fuerza y los separemos mejor del fondo blanco. A mí con poner el valor en 0'50 me ha dado un resultado muy aceptable.

Siguiente paso: eliminar el fondo, para poder poner uno más acorde a nuestros intereses. En GIMP es tan fácil como, con la imagen abierta con él, ir al Color->Color a Alfa y zas, por defecto todo nuestro color blanco del papel se ha convertido en transparente mientras mantenemos nuestros trazos. Más fácil que caerse de una silla de goma. ¿Eh? ¡Guarda!


A menos que hayamos estado jugando con papel dejado a la intemperie y con cerillas, lo más fácil para que encontremos una buena textura de papel que poner debajo de nuestro mapa, es tirar de internet. Yo recomiendo Flickr, donde hay auténticas maravillas de imágenes de papel y cartones de diferentes características con licencia Creative Commons (eso sí, cuando las uséis, dadles a sus creadores la acreditación correspondiente). Sólo con buscar “old paper” (sí, la maldita lengua de la pérfida Albión) salen multitud de posibilidades. Yo he elegido esta, de Digital Yard Sale, que me parece idonea y es de uso libre si el objetivo es algo cultural (ejem). 

Ahora vamos a crear la imagen definitiva para nuestro interés. En mi caso, voy a probar con una de 9cm de ancho por 6cm de alto, a 300ppp. Así que vamos a Archivo->Nuevo y le damos los valores que nos vengan bien en el diálogo que nos sale.

Entonces insertamos primero el fondo (más que nada para que tengamos todo en el orden de capas1 que queremos) y usamos las herramientas de Mover, Escalado y Rotación para posicionarlos en el orden que más nos convenga. 

¿Y ahora? Ahora nada más que arrastrar el archivo de nuestro dibujo anterior encima del fondo que tenemos abierto en el editor, ponerlo en el lugar que nos interese (que puede ser el centro o un lateral, según queramos después añadir un texto o una leyenda), escalarlo con las herramientas que tiene el programa.

Para rematar, duplico la capa del fondo, la sitúo encima del todo, le aplico Color a alfa tal y como he hecho antes y le doy una opacidad de sólo el 20%. ¿Qué consigo con ésto? Pues “mancho” encima de mi dibujo y lo fusiono un poco más con el fondo, dándole más apariencia vieja.

El resultado final vale la pena. ¿No? Yo creo que es una Posada del Cráneo Hendido bastante apañada.


Por cierto, que lleva más tiempo escribir el tutorial, que hacer el trabajito del mapa; probablemente a nivel profesional no sea nada, pero creo que para la mayoría de nosotros es un resultado bastante aparente y con no más de 1h de trabajo total (y porque yo soy lento dibujando, que en media hora debería ser suficiente).

Como nota adicional, podéis guardar el archivo a falta de insertar el mapa y os puede servir para muchos sólo con ir añadiendo dibujitos. Ah, y por supuesto lo mismo sirve para cualquier tipo de ilustración.

6 Tiradas:

Calabria dijo...

Buen artículo. Hay otro sitio donde conseguir imágenes de papeles desgastados: deviantart.com. Por categorías entras en Resources&Stock images -> textures -> paper o bien usando el buscador.

JMPR dijo...

Gran tutorial.

David dijo...

Me ha gustado mucho el desarrollo, ideal para los que nos gusta hacer las cosas a mano y luego darles un desarrollo mas profesional.

AOH/Rasczak dijo...

Calabria, apuntado queda (yo es que no me prodigo mucho por DeviantArt).

Gracias JMPR, ojalá sea útil para los usuarios.

David, pues ya contarás (o mejor aun, nos lo enseñas) si haces alguna cosilla siguiendo esos pasos.

Ki dijo...

Lo siento. Yo y el ordenador para mapas de juego no acabamos de entendernos. Cuando consigo escanear bien, me doy cuanta en el ultimo momento de que me he olvidado habitaciones. Si hago correctamente los cambios de color la impresora se pone en huelga. Si uso un programa para mapas, tardo horas en hacerlos... Asi que opto por una salida alternativa y más fácil, por lo menos para mi: dibujo directamente sobre materiales distintos al papel o envejezco el papel con las fantabulosas técnicas de la cerilla y el café. Subí hace poco unas fotos con un mapa hecho en corteza de abedul, podeis verlas en

http://asociacionpifia.blogspot.com/2011/02/pergaminos-de-el-rol-rapido-sencillo-y.html

y si, ya sé que el dibujo no es gran cosa, pero soy un máster de historias, no de gráficos ;)

Ki dijo...

ups, perdón. las fotos están en este otro link

http://asociacionpifia.blogspot.com/2011/09/pergaminos-en-el-rol-rapido-sencillo-y.html

el anterior es sólo una recopilación de las técnicas que uso para envejecer.

¡TIRA UN DADO!

Impactos Críticos no se hace cargo del resultado y/o consecuencias de tu tirada.