Cargando el blog...

21 julio 2011

8

Cliffhanger, el rol en tiempos de crisis



Para todos aquellos roleros que estuvieran en activo en los años 90, Ludotecnia seguro que tiene un huequecito en sus corazones gracias a que publicaron cosas como Mutantes en la Sombra, Ragnarok y Piratas. De las editoriales de aquella época, anterior incluso a La Factoría (que muchos creen que el universo empezó con su edición de Vampiro), sólo Ludotecnia resiste hoy, como irreductibles gal... eso era de otro sitio, perdón.

Una vez entrados en el S. XXI Ludotecnia ha tenido poco movimiento, en 2004 publicaron Quidam (que no he tenido oportunidad de conocer) y la serie acerca de la que voy a hacer la reseña: Cliffhanger. Cliffhanger es un formato atípico para juegos de rol que se han sacado de la manga, lo que podríamos decir “juegos anticrisis”, que por 3’50€ es capaz de poner un juego de rol completo (matizable, como veremos más adelante) en tu mesa de juego.

Físicamente nos encontramos ante manuales de tamaño libro de bolsillo, rondando las 100 páginillas, en tapa blanda, una maquetación en extremo sencilla y escasas ilustraciones, sin florituras. Nada de complejas maquetaciones en cuatricomía, todo lleno de imágenes y diagramas. No, los Cliffhanger no son juegos que te entren por los ojos y hasta si me apuras diría que con Word y un ratito se consigue una maquetación igual de resultona (otra cosa es que se haga con buen gusto, eso ya no depende de programas y sí lo cumplen estos manuales). Las ilustraciones, aunque escaseando, cumplen con su cometido sin mayor problema; aunque a decir verdad, en alguno de los libros se te puede quedar cara rara por el estilo, pero eso ya es cuestión de gustos y de verlo con el sentido del humor adecuado.

(En la fotografía se pueden ver los manuales de ¡Gañanes! y Dogfight sobre el de Dark Heresy, así se puede hacer uno un poco a la idea del tamaño que tienen, aunque os aviso de que en la foto parecen más grandes de lo que son.)

La gracia de Cliffhanger es otra muy alejada de su valor material (que recordemos, son lo que se dice “unos miserables tres euros y pico”). La sustancia está en los contenidos y la originalidad que los llena. Actualmente hay dos en la calle (a menos que mientras escribo hayan conseguido poner en circulación los dos siguientes): ¡Gañanes! y Dogfight. El primero un juego de rol épico rural con mucha guasa, digno de representar desde la matanza de Puerto Urraco a los devaneos entre el Tío de la Vara y su archienemigo el Capitán Fanegas; el segundo sobre pilotos de la Primera Guerra Mundial mucho más serio y clásico. Los siguientes en salir serán: Roma, Mininos en la sombra, Mundo eterno y Era de Acuario (y si por mí fuera, el siguiente sería mi Frontera Digital, pero primero terminaré de escribirlo; y sí, esto era un momento de autobombo totalmente gratuito).

Si juzgáramos por los dos primeros y los nombres de los siguientes, podemos tener claro que Cliffhanger es ante todo heterogéneo y heterodoxo, que cada manual es de su padre aunque la madre sea la misma y que hay para todos los gustos, porque cada uno tiene su propio trasfondo, su propio sistema de juego y su propio todo. Están juntos pero no revueltos.

Sin entrar en valorar cada juego por separado (cosa que ya haré en otro momento) y con lo que podemos observar, no parecen las publicaciones roleras más aptas para los aficionados al detalle extremo ni los manuales enormes llenos de datos y cantidades ingentes de información. Esta claro que 100 páginas no dan para todo eso. Cliffhanger nos ofrece juegos pequeñitos, sin aspiraciones de ser un D&D o un Mundo de Tinieblas: reglas sencillitas, sistemas ágiles (y limitadillos), trasfondos bosquejados y mucha capacidad de concreción, para poder pasar unas buenas horas sin comernos mucho la cabeza y disfrutando de lo que más nos gusta sin complicaciones.

Habiendo dejado claro los detalles en son similares y la trayectoria que parece seguir la línea, más allá de este punto cada juego de la línea es un mundo diferente y los analizaré por separado, porque los parecidos son inexistentes.

Lo bueno

  • Diversión sin grandes ínfulas.
  • Buenas ideas, sencillez y diversión concentrada.
  • El precio, idoneo para la época en que estamos. 

Lo malo

  • El formato es sencillo hasta decir basta, pero por 3€ qué quieres. 
  • La propia simplicidad de alguno de los juegos puede ser limitante.
Próximamente, reseñas/críticas a ¡Gañanes!, Dogfight y lo que se ponga por delante, que para eso estamos.

8 Tiradas:

Haco dijo...

No creo que un buen libro deba tener una presentación excelente, si es bueno es bueno y punto o ahora pondremos pegas a La Ilíada o a La Odisea por que no las escribieron en prosa directamente!! Si la historia es buena eso es lo que cuenta. En su día nos asombró el Fanhunter con una idea muy similar al Gañanes (encuanto que era un juego de rol de risa, por llamarlo de alguna manera).
Y si es bueno y barato, dos veces bueno como dice el refrán!!
Espero con ansia los siguientes y conseguir jugadores o poder probar el Dogfight que tanto me gusta!!

Bulldozzzer dijo...

No pretendo discrepar, al menos no en demasía, pero aunque indudable es que lo importante es el contenido, creo que más allá del atractivo estético que puede suscitarnos una obra (sea cual sea) mejor acabada visualmente, también se cumple en muchos casos un propósito que complementa a la obra en cuanto a significado.

En el caso que nos ocupa, el de los juegos de rol, la estética, diseño o ilustraciones de un juego, colaboran activamente complementando el trabajo escrito que hay en él, en algunos casos siendo inocuo y en otros potenciando o menoscabando su calidad final como conjunto.

Sin entrar a valorar si los juegos que nos ocupan me parecen de calidad o no, yo cuando compro un juego de rol busco caliad integral. Busco un buen contenido bien estructurado, con un diseño complementario y atrayente, y que facilite el acceso a la información, que incite a leer, unas ilustraciones evocadoras y una encuadernación que permita leer sin destruir, por lo que para mí es inseparable el contenido en sí (de lo que ya digo que el elemento gráfico también es parte) de la manera en la que se me es mostrado.

AOH/Rasczak dijo...

Haco, está claro que lo importante es el contenido del texto que es donde está la sustancia del juego y yo a ese respecto creo que Cliffhanger se lleva el gato al agua.

Sin embargo, también coincido con Bulldozzzer en que muchas veces las ilustraciones y la imaginería que acompañan de forma gráfica al texto nos ayudan a meternos más en el ambiente que los autores quieran transmitir.

Cliffhanger puede pinchar un poco en eso, porque el número de ilustraciones es muy reducida y carece prácticamente de imaginería más allá de esas pocas ilustraciones. Lo que para mí a título exclusivamente personal, es una cosa que en un juego de 3'50€ es totalmente permisible pero si fueran manuales más grandes y caros sería una auténtica lacra.

Al fin y al cabo, el primer sitio por donde entra todo es por los ojos.

Haco dijo...

Sigo creyendo que juegos como el nuevo Aquelarre sólo buscan el afán de coleccionismo así como todos los que tienen más de bonitos y bien acabados que de buen sistema de juego, que no digo q el Aquelarre no lo se, eran dos cosas diferentes.
Y después de leer la entrada de JMPR en su blog de como empezó en esto del rol y que la mayoría lo hicimos a partir de fotocopias y material malillo, no por tener mejores libros tendremos más jugadores, tan sólo más coleccionistas.

AOH/Rasczak dijo...

Haco, está claro que muchas ediciones y reediciones se hacen más pensando en el "valor añadido" que en lo jugable, tirando más de lo que vale el manual en la estantería que de la utilidad que se vaya a sacar durante la partida.

Por eso me llamó tanto la atención Cliffhanger, porque es precisamente todo lo opuesto y va directo al grano, a la sustancia.

David dijo...

El tema cliffhanger si que da para toda una serie de posts...
Personalmente la idea de Cliffhanger me parece muy positiva, y mas en estos tiempo de crisis y de rapidez. Tu no puedes decirle a un chaval de veintipocos que se gaste 50 euros en un libro que va a tardar mas de un mes en poder empezar a jugar y disfrutar en una era en la que, si quiero algo, me meto en la red y lo tengo en cuestion de horas o voy a por el al centro comercial especializado (lease FNAC o Vips ^^) de turno y lo tengo alli esperandome. La linea Cliffhanger es un inicio muy interesante, aunque bien es cierto que los temas que trata (el mundo rural y los combates aereos en la IGM) quizas no sean lo mas llamativo para alguien que no conoce esto del rol. En el futuro y con diversos temas veremos, pero a dia de hoy parece hecho para los roleros de toda la vida y eso es una de sus principales limitaciones, deberia de encaminarse a un publico mas amplio.
En otro orden de cosas, ¡Gañanes! me parece divertido y con posibilidades, aunque las ilustraciones no entran bien con la ambientacion. El juego en si da para muchas buenas partidas. Dogfight me parece mas un juego de estrategia que de rol, hay que potenciar mas la parte de rol, pero me parece distinto a lo que tenemos por aqui habitualmente y que puede venir bien entre campaña y campaña. Siendo sinceros tengo mas curiosidad por ver el resto de lanzamientos de esta linea... si los hay, que esa es la gran duda. ¿Lanzaran el resto de titulos o quedara todo en buenas intenciones?

AOH/Rasczak dijo...

David, veo que compartimos buena parte de las opiniones que tengo sobre la línea. En el futuro muy cercano haré el análisis de los dos juegos que hay y creo que te vas a coincidir bastante con mis ideas.

Tampoco las voy a comentar ahora todas porque me quedo sin artículo. XD

Por lo que la misma Ludotecnia comenta, llevan retraso pero los planes no han cambiado y siguen en ello. Yo sigo teniendo confianza.

Pablures dijo...

Una entrada interesante, entre otras cosas porque había oído hablar de Cliffhanger pero no tenía ni idea de lo que era. Me parece una gran idea porque con los tiempos que corren no está el bolsillo para frivolidades, además, ese nuevo formato me parece muy práctico y manejable.

¡TIRA UN DADO!

Impactos Críticos no se hace cargo del resultado y/o consecuencias de tu tirada.