Cargando el blog...

10 agosto 2011

9

El papel moneda en los mundos medievales.


Advertencia: Este articulo es un rollo, si te gustan las partidas rápidas con acción trepidante y enfocadas al combate, pasa de este articulo y léete el siguiente. Pero si eres de los Masters que te gustan los detalles y añadir algo mas de color en tus partidas y que todo no sea el típico saja y raja de toda la vida, sigue leyendo.

El articulo que viene a continuación pretende apostillar, dar un pequeño toque de atención, sobre el tema de la moneda en los universos medievales fantásticos. Si, este articulo nos puede ser de ayuda en AD&D, D&D, Pathfinder, La Marca del Este, Ars Magica y cualquier juego medieval que cumpla las siguientes reglas:
  1. Debe de ser posible que cualquier persona dotada para la magia aprenda conjuros en alguna escuela o con algún maestro. Vamos, que no necesite dedicar una vida a encontrar viejos y polvorientos tomos.
  2. Que sea un mundo con monstruos anacrónicos (léase un dragón o una hidra que, aunque queden muy bonitos en entornos de fantasía medieval, en el medioevo no hay constancia de su existencia) o que existan distintas razas (desde elfos a enanos, abisales o lo que sea).
Si se cumplen estas dos condiciones, como explicaremos mas adelante, el mundo esta preparado para un nuevo descubrimiento: el papel moneda.


Un poco de historia rápida sobre el papel moneda.

Si hacemos caso a esta pagina los primeros billetes surgieron en China en el siglo VII y no llegaron a Europa hasta el siglo XVII. El uso mas básico que se le dio (acudimos esta vez a la wiki) fue el de dinero crediticio que se emitía para respaldar los depósitos de oro o plata. Era mas facil ir por ahí con varios billetes que con un montón de monedas. Si lo pensamos mas detenidamente, el dinero siempre ha supuesto una especie de pagare donde alguien acuerda con otra persona darle una cantidad de monedas si presenta el debido documento, teniendo este documento esa cantidad como valor legal y pudiendo intercambiarse por bienes y servicios e ir de una mano a otra. El concepto de prestamos ¡existe desde antes de Jesucristo! por lo que podemos decir sin ninguna duda que en cualquier momento a cualquiera le ha interesado dejar un dinero a otra persona a cambio de que se le devuelva una cantidad mayor (¡vaya descubrimiento!).

Si habéis leído hasta aquí, felicidades, ya hemos pasado la parte teórica de todo esto (realmente podría alargarme mas, pero si alguien quiere entrar en detalles sobre la apasionante historia del dinero, arriba tenéis suficientes enlaces como para teneros entretenidos un buen rato) y no voy a alargarme mucho mas en la teoría para ir pasando ya mismo a la practica.


La necesidad del papel moneda en mundos medievales.

La pregunta que nos hacemos entonces es ¿hace falta un pagare o billetes en los mundos medievales? La respuesta es evidente, si.
El típico grupo de héroes entra en un calabozo, acaba con los monstruos, encuentra el tesoro y se llevan 10.000 monedas de oro por cabeza. A la semana siguiente, mas de lo mismo, y así todas las semanas. Acaba el primer mes de “trabajo” y se nos presentan cada uno con 40.000 monedas de oro (eso si han tenido suerte y no han acabado con mas chatarra entre monedas de cobre o plata) en las puertas de la ciudad, con los bolsillos llenos y todos los picaros y ladrones de la ciudad atentos a los bolsillos abarrotados de tus héroes. Lo mismo podemos decir para el poderoso mercader que vende baratijas a precios de escándalo. Esta bien que haya gemas con valores de 10.000 o 100.000 monedas de oro, pero las gemas son grandes, llamativas y muchas veces es difícil que alguien te pague su valor real por ellas (no todo el mundo dispone de 100.000 monedas para pagarte por esa valiosísima y rarísima piedra preciosa). La necesidad de un papel moneda surgiría en una ambientación que pretenda tratar estos temas de una manera realista.

De esta manera seria evidente la necesidad de billetes por valor de 100, 1.000 o hasta 10.000 monedas de oro. Tampoco seria muy normal que todo el mundo fuera con estos billetes por ahí, como mucho constituiría el 10% del dinero total del reino. No todo el mundo dispone de 100 monedas de oro para llegar a final de mes (una familia media en un mundo medieval puede vivir con un par de monedas de oro a la semana).


Algo de vocabulario básico.

Hacemos un pequeño paron en todo esto y nos vamos a entretener en darle un poco mas de color al papel moneda.

Cualquier reino, prestamista o individuo que haga un papel moneda acabara identificándolo con alguna impronta típica de la zona donde estamos (un rey famoso puede querer su perfil en el anverso y el escudo de la casa en el reverso; un prestamista importante puede querer su escudo de armas en el anverso y los detalles del contrato en el reverso). A todos nos gusta mostrar lo que tenemos y un billete es una muy buena publicidad del lugar donde procede.

Tenéis mucha mas información sobre la numismática moderna en este enlace.


Tipos de papel moneda según el lugar del que proceda.

D&D nos dividen los reinos según su alineamiento. Para hacerlo mas fácil, vamos a hacer nuestra propia clasificación de un reino según tres alineamientos basicos: Legal, Neutral y Maligno.
  • Reino Legal. Es cualquier reino donde el Bien (así, en mayúsculas) reine sobre el Mal. La ley se cumple mayoritariamente y no se dejan las injusticias por resolver. Hay un rey que es importante en el reino y es conocido por ser un gran cumplidor de la ley.
  • Reino Neutral. Aunque el Bien gobierna sobre el Mal (o, al menos, el Mal no molesta al Bien), no se persigue a este con demasiadas ganas mientras no moleste el status quo. Aquí prima eso de “haz lo que quieras mientras no molestes”. El rey es mas un hombre del pueblo que un gobernante duro y rudo.
  • Reino Maligno. La ley prácticamente no existe, cualquiera puede hacer lo que quiera y si por un casual lo cogen, sabe que no va a poder escapar de la muerte a no ser que tenga dinero para pagar o buenos contactos. El rey (mas bien usurpador o conquistador o hijo de uno de estos) es conocido por su maldad y malevolencia.
Para darle un nombre genérico, al papel moneda o billetes vamos a llamarlo papel dragón. Lo ideal seria que cada reino le diera un nombre distinto aunque tuviera un nombre genérico. Un reino legal podría poner como anverso la imagen de su benévolo gobernante para dar a entender que son un reino pacifico y llamarlo con el nombre de su rey o de un antepasado de este mientras que un reino malvado preferiría usar el escudo de armas del reino para que todo el mundo vea que gobiernan por la espada y llamarlo de alguna manera terrible (como moneda berserk o algo mas original).

Por norma general los valores serian de 100, 500, 1.000, 5.000 y 10.000 monedas de oro. Excepto en reinos de una riqueza incalculable, el valor de 100.000 no existiría.

Para hacer esto mas divertido, hay que tener en cuenta la divisa que, haciendo caso de la omnipresente wiki, nos la define como la relación o precio de la moneda de un país con respecto a otras. Sin entrar en mucho detalles, dependerá de las relaciones comerciales y financieras entre los países afectados. Lo ideal seria hacer una divisa para cada nación, pero recordemos que el fin de esto es darle mas color a la partida, no convertir a tus héroes en banqueros. Nos interesa saber el valor del papel dragón de un reino a otro, ver si la armadura que cuesta 500 monedas de oro sigue costando lo mismo según con la moneda que se pague. De una manera rápida, podemos tener en cuenta estos modificadores:
  • Un reino legal pagara el 100% del valor de papel dragón de cualquier reino legal y neutral y un 80% de cualquier reino maligno. En los casos con los reinos malvados atribuirán la dificultad de poder cobrar (o intercambiar) estos valores con sus vecinos caóticos.
  • Un reino neutral pagara el 90% del valor del papel dragón de cualquier reino en concepto de aranceles ya que se llevan bien con la mayoría de reinos y respetan las leyes de todos.
  • Un reino malvado pagara el 50% del valor de un reino legal (o, incluso, puede matarlo y quedarse con el papel dragón) sin necesidad de dar justificación alguna. Por el contrario, con los reinos malvados y neutrales reembolsara el 85% del valor.
  • En caso de unión entre los dos reinos (una boda, una pacto de no agresión o un pacto de guerra contra un enemigo superior) el valor aumentara en un 5-10%, pero nunca superando el 100% del valor del papel dragón.
  • En caso de guerra entre dos reinos o enemistad publica, el valor de cualquier papel dragón disminuirá en un 25-45% ya que hace muy difícil el cobro de estos pagares.
John el enano visita el reino de Strawberries (un reino legal) y acude al mercado. Allí descubre unos asombrosos brazales +2 a la CA/+6 a proyectiles mágicos valorados en 1.000 monedas de oro. John no dispone de tanto dinero en efectivo, pero si dispone de papel dragón de una misión anterior en el reino de Grape (un reino maligno) y decide pagar con este. El mercader le recuerda a John que el papel dragón de Grape se cobra con un 20% menos de valor. Por una simple regla de tres John averigua que deberá de pagar 1250 monedas en papel dragon de Grape por la armadura.

Su compañero, Rizzth el drow, le ofrece pagar con dinero de Lemon, un reino neutral. Lo que pasa es que actualmente Strawberries y Lemon están en una calma tensa, a punto de empezar hostilidades entre ambos, por lo que el mercader decide bajar el valor del dinero en un 30%. Haciendo otra regla de tres, comprar la armadura con dinero de Lemon supondrá un valor de 1429 en papel dragón.

¿Muy complicado? Como dijimos, son reglas opcionales para darle color a la aventura, para darle realismo al dinero y a las transferencias. Se pierde un poco de épica, pero bien es cierto que los héroes no están todos los días comprando y vendiendo, y de vez en cuando se puede averiguar muchas cosas hablando con un comerciante (“¿que el reino de Lemon dice que el reino de Strawberries ha secuestrado a la Princesa Pink? Vaya, alguien deberia de averiguar donde esta realmente esa princesa antes de que se monte una guerra entre ambos reinos que solo satisfará a los archimagos de Grape”) y estando atento al valor del dinero.

De manera parecida se pueden aplicar estas reglas entre prestamistas, según el alineamiento del mismo y las inclinaciones a favor o en contra que tenga contra otro prestamista (como mucho un -5% de su valor aparte de los modificadores por reino y por guerra).


Apéndice A. ¿Cómo se crea el papel dragón?

En un mundo medieval fantástico con magia, ¿de verdad un documento por valor de 10.000 monedas se va a mojar o a quemar fácilmente? Asumiremos por regla que cualquier papel dragón por valor de 5.000 o mas monedas que proceda de un reino legal o neutral esta hecho con un papel mágico (que se obtiene del polvo de un hueso de dragón: con un hueso pequeño habría para unos 1.000 papeles dragón) y tiene una tirada de salvación contra conjuros, fuego, agua, acido y efectos menores de 15. Conjuros de nivel 4 o mas no tienen que enfrentarse a esta protección. Para un hechicero es bastante sencillo crear el papel dragón y suelen usar ayudantes en este procedimiento. Un hechicero (en terminos de D&D) debe de conocer al menos 1 conjuro de nivel uno para poder crear papel dragón y puede crear 100 papeles dragón (da igual el valor) por nivel al día.

Si en tu reino no existen los dragones siempre puedes justificarlo diciendo que son creados por una antigua raza (elfos, por ejemplo) que los impregnan con magia antigua para así conseguir los efectos antes mencionados.

Los reinos malignos no se preocupan tanto por este tema y solo el 35% de los papeles dragón (normalmente de valor 10.000) están hechos con autentico hueso de dragón y tienen la protección indicada arriba. El resto es papel normal y corriente y puede quemarse o mojarse normalmente.


Apéndice B. Nuevas dotes, clases de personajes y conjuros.

Si, claro, seguro que todos queréis llevar un hechicero que pueda estar encerrado en una torre haciendo papel dragón o un pícaro que pueda falsificar un papel dragón encerrado en su laboratorio antes que acabando con un grupo de orcos en un día que te dan experiencia para subir de nivel y ganar nuevas dotes en menos de una semana. Todo esto es un trasfondo, no vengo aquí a daros conjuros de falsificar papel dragón o una clase de prestigio que pueden encantar cualquier hueso de cualquier animal para hacer papel dragón mas rápidamente. La regla es divertirse y pasarlo bien, no crear un nuevo manual dedicado al dinero (aunque manuales mas insípidos han salido, para que mentirnos).


Apéndice C. Sugerencias, dudas y ampliaciones.

Pues nada, si tenéis alguna idea para mejorar este apartado dedicado al vil metal, no os cortéis en escribirla y darle mas vida a este articulo que, a fin de cuentas, la única manera de que este articulo sirva para algo es que lo hagáis vuestro, lo analicéis, lo destruyáis o lo uséis en vuestras partidas y le deis vida.

Imagenes extraidas de http://www.deviantart.com/ y http://www.google.es/

9 Tiradas:

Nebilim dijo...

A mi me gusta más la idea de las tarjetas de crédito... ¡auténticas tarjetas de crédito creadas con las tripas semidescompuestas de un dragón! XD

Cubano dijo...

Me recuerda a la novela de Sinuhé el Egipcio, cuando unos banqueros le entregan unas tablillas de arcilla como recibo del depósito de su oro y, allá donde Cristo pegaría las tres voces, en unos banqueros asociados de otro reino, le dan esa cantidad de oro contra entrega de sus tablillas.
Ahora, pedir a un bárbaro asalta-tumbas que entienda esos complejos conceptos igual es pedir mucho :D.

Moonesia dijo...

Chapeau David. Me ha encantado el artículo :)

Nargosiprenk dijo...

La verdad es que el dinero es cualquier cosa en la que se pueda depositar valor; normalmente, oro, porque es raro y divisible sin que la división haga que pierda su "valor" intrínseco.
El papel moneda surgió gracias al servicio de orfebrería. Los orfebres eran gente que tenía lugares especiales para guardar el oro (como un banco, la verdad). La gente depositaba su oro en la orfebrería, y obtenían un papel que indicaba cuál era el monto depositado, el cuál estaba firmado por el orfebre. Así, se podían intercambiar los papeles, y el que lo tuviera podía ir a la orfebrería a retirar el oro; pero, ¿para qué?
Si con el papel (a partir de ahora, "billete") puedo comprar lo mismo que con el oro, ¿para qué retirarlo? Total, el billete es menos pesado. Mientras sepa que el orfebre no me va a cagar gastando todo mi oro, está todo bien.
Bueno, así los orfebres prestaban el oro y cobraban intereses, quedándose con algo de reserva que pudiera cubrir aunque sea los retiros de oro que se hacían normalmente; es decir, más o menos el 10% de los depósitos.
El interés que cobraban se convertía en ganancia para ellos. Esto en economía es una de las distintas formas de "crear dinero", porque ahora los orfebres tenían los depósitos más lo que cobraron como interés.
Bueno, así nacieron los bancos. Y así nació la economía moderna. Y el papel moneda, ahora convertido en su mayor parte en papel que no está respaldado por oro sino por la confianza que se le tiene en general. En resumen, el dinero actual está respaldado por DEUDAS.

Me fui de tema con el Off Topic. Perdón.
El tema es que esos billetes que se proponen agregar a los juegos de rol serían un estorbo para el juego, pero una gran forma de enseñar econom+ia a la gente, y que así no repruebe en la universidad, xD

¡Suerte! Muy bueno el blog :P

David dijo...

Me alegro que os haya gustado (Hola, Moony... ¡a ver cuando te animas a escribir un articulo para IC! ^^) y muchas gracias por el apunte, Nargosiprenk que añades ;)
Por cierto, el articulo es 100% mio, pero me toca darle las gracias a Dorsai que es quien se ha currado la presentacion y hacen que hasta a mi me den ganas (de nuevo ^^) de leerlo :)

Bulldozzzer dijo...

Si que te lo curraste tron. Interesante!

Ki dijo...

Sin ir tan lejos, en algunas partidas he usado el concepto de banqueros gremiales, que ha ido bastante bien. Algún personaje con ínfulas de nobleza entregaba parte de su dinero a un gremio poderoso, habitualmente de enanos por seguir los clichés, a cambio de un trozo de pergamino sellado. Después, al encotnrarse en otra ciudad con represetnación de ese gremio, podía acudir a retirar la totalidad o parte del monto previa verificación de los sellos y firmas.

Fue bastante divertido cuando les robaron en el camino y, lejos de preocuparse de las armas, aramaduras y pociones que habían perdido, se lanzaron a la búsqueda y captura del pergamino en cuestión, que había sido usado por los bandoleros analfabetos para envolver raciones de comida. Convencer a los enanos de que era un pergamino original en tres trozos diferente fue una cosa distinta :)

Haco dijo...

No está nada mal y además puede abrir nuevas ideas de aventuras para nuestras partidas y no siempre matar la princesa y salvar al dragón!! (jejeje)
Pero creo que debería de estar por medio la religión para que se falsificara menos o hubiera un control del papel moneda y métodos para descubrir el falso (si como el subrallador de las cajeras de los supermercados o la luz ultravioleta!!)

David dijo...

@Haco tienes razon en tu apreciacion pero yo creo que ya el Estado estara mas que encantado de controlar que el papel moneda no llegue a todo el mundo controlando que no se fabrique demasiado "papel dragon". De todos modos se puede sustituir facilmente el concepto de que son los hechiceros quienes lo fabrican por sacerdotes o clerigos de alguna orden. Mi idea al poner que eran hechiceros es dar a entender que no es demasiado dificil de hacer para un mundo con magia. En un mundo medieval con magia pocos son los tocados por la fe (en teoria) y muchos mas abundantes los magos o hechiceros.
@ Ki Me gusta tu modo de hacer las cosas ^^ Aunque la idea de este articulo es que, mas que unos prestamistas, este tema lo lleve el estado. Pero tu concepto tambien da para muchas ideas :)

¡TIRA UN DADO!

Impactos Críticos no se hace cargo del resultado y/o consecuencias de tu tirada.