Cargando el blog...

30 septiembre 2011

4

La cuestión monetaria


mcpatoHoy vamos a hablar de economía, para seguir la tendencia de telediarios, periódicos, tertulias y excusas varias para no pagar deudas.
Hace un tiempo nuestro compañero David nos habló del papel moneda y sus aplicaciones en los mundos de fantasía medieval. Hoy me gustaría desarrollar el tema de las monedas metálicas en sí mismas, y hacer un poco de matemáticas fantasiosas con cantidades de oro y plata que, por desgracia, nuestros personajes ganarán en grandes cantidades pero, al cambio con la vida real, poco nos reportarán.
La moneda
Todo el mundo que sea capaz de utilizar internet sabe qué es una moneda, así que me voy a ahorrar la descripción. La historia de las monedas, su evolución y curiosidades es larga y muy entretenida, pero no es el tema que nos ocupa hoy; de todos modos, os aconsejo documentaros acerca de este tema si queréis obtener buenas ideas para que vuestras partidas, económicamente hablando, sean más realistas.
Lo que me gustaría extraer en este momento son ciertas características que suelen compartir las monedas independientemente de su procedencia o fecha de acuñación.

  • Las monedas suelen tener forma de disco.
  • Están fabricadas en algún metal precioso o, en su defecto, representan un valor legal ; hoy en día, la mayoría de las monedas son del segundo tipo, pero durante la mayor parte de su historia, las monedas estaban fabricadas de algún material que tenía un valor igual a lo que se podía pagar con ella. Esta característica es clave para que comprendamos la naturaleza del dinero en un mundo medieval. Hoy en día, nuestra moneda de 1€ está fabricada de una aleación de níquel, cobre y latón (que, a su vez, es una aleación de cobre y cinc). Su valor intrínseco (es decir, el valor del metal del que está hecha) es superior a su valor legal. Esto es así porque la moneda de 1€ es una representación de un dinero que el Banco Central Europeo tiene guardado y que, en ese momento, corresponde a su portador. En el caso de las monedas hechas a partir de metales preciosos, el valor de éstas es igual al valor del material que la forma. Este tipo de monedas es de las que hablaremos en este artículo.
  • Los metales más comunes que se utilizan son el oro y la plata. Entre vasallos no es común el uso del dinero, sino el trueque como forma de pago entre bienes y servicios. De todas formas, cabe decir que existían monedas menores, como las de cobre o bronce, pero su valor era el mismo que el que actualmente tienen nuestras monedas. En los juegos de rol, a fin de simplificar las cosas, suelen generalizar el uso de otros tipos de monedas hechas a partir de otros metales, como el cobre, estaño, hierro u otras combinaciones como si fuesen de oro o plata.
  • Por establecer un tamaño y peso estándar, nos fijaremos en el doblón español acuñado por los Reyes Católicos. Este tenía un peso de 6,77g, y si tenemos en cuenta la densidad del oro, tenemos un tamaño aproximadamente al de la moneda de 1€ actual.

¿Cuánto vale el oro?


EJ74I0dHoy en día, debido a la crisis que nos afecta a todos, la compraventa de oro se ha incrementado enormemente; esto, sumado a ciertas propiedades económicas del oro que no vienen al caso, han hecho que el valor de este metal se haya incrementado más de un 400% en los últimos años. Esto nos puede llevar a pensar que el oro, hoy en día, tiene mayor valor que hace mil años. Bien, esto puede ser cierto, pero nos llevaría a una investigación larga y especializada sobre el precio de la vida en la Edad Media... y sería una tarea científicamente imposible si pretendemos aplicarlo a un universo paralelo de fantasía. Así, vamos a suponer el valor del oro en nuestro mundo de fantasía tal y como si este fuese el mismo que tenemos ahora. De este modo, un doblón de oro, hoy en día, tendría el valor de 259,62€ de nada. No está mal para una pequeña moneda, ¿no? Como dato adicional, estamos suponiendo que la moneda está 100% hecha de oro, es decir, oro de 24 quilates. Si en algún momento decidís que vuestro oro debe valer más o menos, os propongo el oro dorado de 18K, que está hecho en un 12,5% de cobre, un 12,5% de plata y un 75% de oro. El valor ideal de una moneda de oro amarillo sería, entonces, unos 205€; por otro lado, el oro blanco, que contiene un 25% de paladio, valdría unos 230€ por moneda.

Por norma general, en nuestros mundos de fantasía, una moneda de plata vale la décima parte de una moneda de oro. Por ello, una moneda de plata debería pesar 28,27 gramos, algo más de cinco veces una moneda de oro. En cuanto a volumen, sería algo más del doble de una moneda de oro.

Por otra parte, una moneda de cobre es la centésima parte de una de oro; por ello, una moneda de cobre debería pesar algo menos de medio kilo. Es decir, si queremos que la moneda de cobre tenga su valor intrínseco, más que moneda tendríamos que hablar de pequeños lingotes. De ahí que estas insignificantes monedas se usaran solamente como moneda fiduciaria; es decir, si queréis que vuestras partidas sean, económicamente hablando, más realistas, las monedas de cobre, hierro, estaño, etc. sólo deberían servir en el reino que las ha acuñado. Ningún mercader ni cambista debería aceptar “céntimos” extranjeros ya que, ni por asomo, cien monedas de cobre valen una de oro, aunque sean monedas de cobre del tamaño de un plato de postre.

Más números, que se que os gustan

doblon_foroCuando Gary Gygax creó Dungeons&Dragons, la onza de oro costaba, aproximadamente, un tercio de lo que cuesta hoy en día. Así, una espada larga en D&D (15 monedas de oro) vendría a costar unos 1.300€; una noche en una posada estándar, 8€; 3 metros de cuerda basta, algo menos de 1€.

En el otro lado de la tabla, una criatura de nivel 5 puede llevar encima, fácilmente, 2000 monedas de oro, que en tiempos de Gygax tendrían un valor de 173.000€ más o menos. Realmente, el oficio de monstruo está mejor pagado que el de controlador aéreo. Cuanto más si lo pensamos para el valor del oro hoy en día.

En cuestión de pesos, 2.000 monedas de oro pesarían algo así como 13,54kg. Como dice el refrán, la mazmorra es bona si la bolsa sona...

En otros juegos de fantasía, las proporciones suelen ser parecidas. A veces se recurre a monedas de materiales fantásticos, como el mithril, cuyo valor en la bolsa de Londres hoy en día no aparece, o el platino que, si bien es real, curiosamente vale menos que el oro. También es frecuente el uso de gemas como “reductoras de peso” en el inventario. Es interesante que tengamos en cuenta también, por qué no, este dato: en el caso de los diamantes, uno del tamaño de un botón de camisa costaría unas mil piezas de oro. Sin duda, es un gran reductor de peso en la bolsa pero, ¿alguien se atrevería a llevar estas pequeñas piezas en su monedero, junto al resto de su calderilla?


Justificación


De todos modos, todo lo que he escrito puede ser desmontado con un argumento extremadamente simple.
El valor de un metal precioso depende de dos cosas, fundamentalmente: de su valor en cuanto a aplicaciones para la vida (avances tecnológicos, médicos, etc.) y de la rareza y/o dificultad de obtención.
El oro es un material sumamente valioso gracias a sus amplísimas aplicaciones, desde microchips hasta implantes en humanos. Esto, unido a que es un material muy escaso (al menos en la corteza terrestre; los últimos estudios dicen que en las capas internas de la Tierra hay tanto oro que podría recubrirse con él toda la superficie del planeta con una capa de cuatro metros de espesor) nos justifican su alto precio.
Lo mismo ocurre, aunque en menor medida, con la plata. Aunque existen materiales mucho más valiosos (como el Renio, el metal más caro del mundo actualmente; un gramo de él cuesta unos 480€).
En un mundo de fantasía, es muy sencillo suponer que existe una cantidad de oro mucho mayor que la que tenemos en nuestro universo paralelo, y que por ello su valor es todo lo menor que nosotros queramos con respecto a nuestro oro. Por ello, las conversiones que he realizado en cuanto a valor monetario intrínseco podrían no servirnos para nada.
Las que sí nos pueden servir son las relacionadas con el peso de estos metales. La próxima vez que penséis que vuestro personaje lleva encima 100.000 monedas de oro, pensad que porta más de media tonelada de este metal. Apiadaos de su pobre espalda, y pedidle a vuestro master que invente billetes.

4 Tiradas:

David dijo...

Una genial continuacion (o ampliacion) del articulo que escribi tiempo atras. Esta claro que el dinero da para mucho :D

Nebilim dijo...

Este articulo me sabe mejor que el anterior.

Tengo una duda (sobretodo porque estoy escribiendo un juego) ¿cual sería la relación monedas oro-plata-oro?

1 moneda de oro - 100 monedas de plata - 1000 monedas de cobre ¿¿estaría bien??

Alvar dijo...

En principio es en proporción 10 a 1 para plata y oro y 10 a 1 de plata a cobre, Nebilim.
Hay juegos en los que la proporción es diferente, como en Juego de Tronos, que 1 dragón de oro vale 240 venados de plata (lo estoy diciendo de memoria, a lo mejor no es correcto, pero es la idea); sólo tienes que fijarte en la proporción de valor entre el oro y la plata. Puedes hacer monedas de plata más pequeñas o de oro más grandes, y cambiar la proporción. En cuanto a las de cobre, su valor es tan insignificante que puedes decidir que 1000 de cobre valgan una de oro, sin ningún problema.

David dijo...

@Nebilim Totalmente de acuerdo contigo, el anterior articulo era una m*****a XD

¡TIRA UN DADO!

Impactos Críticos no se hace cargo del resultado y/o consecuencias de tu tirada.